PETICIONES PARA NEGOCIAR CON EL ICBF

Considerando nuestro trabajo durante más de 26 años ante esta institución, el gobierno y más aún ante los niños, niñas y adolescentes. Proponemos bajo los parámetros de urgencia y celeridad los siguientes puntos concernientes al tema de contratación, los cuales hasta el día de hoy han representado precariamente nuestros intereses teniendo en cuenta la deuda social que el gobierno tiene con nosotras correspondiente al trabajo durante casi 30 años en beneficio exclusivo de la infancia y adolescencia:

Solucionar la estabilidad laboral reforzada de las madres comunitarias y demás modalidades que han trabajado sin una estabilidad desde el inicio de los programas de acompañamiento a la infancia y adolescencia. Estabilidad amenazada por la forma tan peyorativa en la cual se nos otorgan los contratos de trabajo a término fijo, lo cual es decepcionante frente a nuestras exigencias, las cuales advierten la necesidad y obligación de que los contratos que se nos otorguen estén a término indefinido.

Debido a la precaria tipificación de los contratos a término fijo que nos corresponden, se está afectando la vinculación de las trabajadoras madres comunitarias y demás modalidades a programas de salud debido a que no existen los aportes por parte del empleador en el mes de enero a salud, lo cual genera retrasos en tratamiento y la no asistencia del servicio por parte de las empresas prestadoras de salud para nuestra asistencia fundamental.

Manifestar que el mes de febrero es un mes de adaptación para los hogares comunitarios, lo cual genera la complicación de la llegada oportuna de todos los niños que se atienden en cada uno de los hogares lo cual es un hecho ajeno a nuestra voluntad. Por esto, exigimos ante ustedes no recortar los aportes a cada uno de los hogares y más aún, no exponer demoras en la apertura de los hogares comunitarios bajo ningún pretexto.

Exigimos como Sindicato la rectificación a los nuevos operadores que participarán este año en la contratación de madres comunitarias y demás modalidades los compromisos que el ICBF tiene con nosotras, debido a que estos nuevos operadores dicen no contratar personas mayores de 50 años, lo cual atentaría en contra de las negociaciones y compromisos que se han acordado entre El ICBF y SINTRACIHOBI.

Como trabajadoras madres comunitarias y demás modalidades exigimos se nos dé una respuesta oportuna sobre los parámetros de contratación en los cuales se basó el ICBF para estipular los operadores escogidos para contratar durante el año 2016.

Exigimos como Sindicato, la respuesta oportuna del pliego de negociaciones presentado el día 29 de diciembre de 2015 en las instalaciones del ICBF.

Es necesario que el ICBF haga claridad en que no todas las Madres comunitarias y fami estamos siendo manipuladas por parte de operadores y asociaciones. Es necesario aclarar que la defensa que se hace de hace de las asociaciones por parte de grupos de madres independientes o a través del sindicato es porque nosotras reivindicamos el papel histórico que cumplen las asociaciones de padres y madres de familia, ya que fueron estas el soporte social sobre las cuales nació y se desarrolló el programa y todos los programas de Primera Infancia, el cual está siendo desconocido en este momento.

No nos oponemos a que algunas EAS salgan de operación y se les quite la contratación si han prestado mal servicio, tienen malos manejos financieros o no cumplen con estándares de calidad. Sin embargo exigimos que estos criterios se apliquen de igual manera a operadores privados y asociaciones, ya que son los operadores privados los que principalmente violan los derechos de los niños y niñas y los derechos laborales del personal (madres y agentes educativas), en especial en el marco de la Estrategia de Cero a Siempre.

Antes de quitar la contratación a las asociaciones se dé la oportunidad a estas de que se brinde capacitación y mecanismos que permitan mejorar el servicio en términos de calidad y manejo financiero. Esto teniendo en cuenta que las asociaciones están conformadas por padres y madres de familia de la comunidad los cuales no tienen siempre el nivel académico o profesional que les permita administrarlas, sin embargo si tienen la voluntad de trabajar por la comunidad y los niños. Esto es diferente a la situación con los operados privados que buscan lucro en prestar el servicio, en cambio las asociaciones no.

Es necesario que el ICBF tenga en cuenta las implicaciones de la decisión de negar la contratación del servicio. En algunos casos documentados que presentamos existen centros zonales y direcciones regionales que están negando certificaciones necesarias para el registro de oferentes. Esto ya que los funcionarios del ICBF tienen intereses en meter nuevos operadores privados para que tomen la contratación que dejan las asociaciones. Esto es muy perjudicial teniendo en cuenta todas las denuncias y los hallazgos que se han hecho por parte de autoridades judiciales y órganos de control de hechos de corrupción entre operadores privados y funcionarios del Instituto. De continuar adelante con la privatización del programa se incrementarán los casos de corrupción.

Es necesario que el Instituto clarifique de seguir adelante con la decisión de sacar a asociaciones, a quienes contratará para reemplazarlas y además cómo se garantizará la continuidad laboral de las madres y agentes educadoras que prestan el servicio.

Atentamente,

Olinda García

Presidenta nacional SINTRACIHOBI.

4 pensamientos sobre “PETICIONES PARA NEGOCIAR CON EL ICBF”

  1. Buenos días: pienso, como madre Fami, que se debe negociar el tiempo de sesiones educativas con las usuarias, ya que la periodicidad e intensidad es demasiada, según lo han expresado ellas mismas, lo cual hace que se presenten muchas inasistencias las cuales van en contra del Hogar como tal.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *